,

Herramientas de Disciplina Positiva

No.1 Juntas Familiares o Reuniones Familiares

 

Hoy te platico sobre las Juntas o Reuniones Familiares. Esta es una de las herramientas de Disciplina Positiva que a mi en lo particular mas me gusta. Es un poco mas larga y requiere mayor explicación, pero te aseguro que la conexión que genera en la familia es muy fuerte.

Convocar reuniones familiares regularmente es una de las cosas más valiosas que se puede hacer como familia, ¿Por qué? Porque proporcionan una oportunidad para enseñar a  nuestros hijos valiosas habilidades sociales y de vida que permiten formar un carácter íntegro.

En estas reuniones nuestros hijos aprenderán:

  • Habilidades para escuchar
  • Habilidades para generar ideas
  • Habilidades para resolver problemas
  • Respeto mutuo
  • La importancia de calmarse antes de resolver un problema. Los problemas se colocan en la Agenda dentro de los temas semanales que se quieren abordar, esto permite tener un período de enfriamiento  para entrar en calma. 
  • Preocupación por los demás
  • Cooperación
  • Reconocer la responsabilidad en un ambiente seguro. Las personas no tienen temor de reconocer los errores cuando saben que serán apoyados en la búsqueda de la solución en lugar de sentir culpa, vergüenza o dolor.
  • Como encontrar soluciones que muestren respeto a todos los involucrados
  • Un sentido de pertenencia e importancia
  • Que los errores son maravillosas oportunidades para aprender.

Las Juntas son una oportunidad para que los padres:

  • Eviten las luchas de poder al compartir el control de manera respetuosa
  • Escuchen de formas que inviten a que los niños también lo hagan. 
  • Compartir la responsabilidad de forma respetuosa
  • Creen buenos recuerdos a través de una tradición familiar.
  • Modelen todas las habilidades que quieren que sus hijos aprendan.

Pueden ser también un método útil para incrementar la cooperación y cercanía familiar pues proporcionan la oportunidad de reforzar los valores y tradiciones familiares. Su éxito dependerá de las actitudes y habilidades de los adultos.

Si los padres realmente entendiéramos el valor de las herramientas familiares, sería nuestra herramienta de crianza más valiosa y haríamos todo lo posible para programar de 15 a 30 minutos por semana para llevarlas a cabo.

¿Cómo se realizan?

Las Juntas deben de tener una Agenda, es buena idea pegarla en un lugar visible de tal forma que durante la semana vayan anotando las cosas que quisieran tratar en la junta. Cada familia puede armar su agenda, sin embargo se recomienda los siguientes puntos:

Agenda

  • Agradecimientos y reconocimientos. Es importante empezar con lo positivo para dar ese tono a la reunión (se puede incluir en qué se mejoro desde la semana pasada). El presidente de la junta es la persona que comienza por dar los agradecimientos  y cumplidos a cada miembro de la familia, después puede seguir la persona a su derecha y así sucesivamente. Es importante que todos se vean, sentarse en una forma circular funciona bien.
  • Evaluación de soluciones de la semana pasada.
  • Los asuntos de esta semana que se necesitan resolver. Acá es muy útil la lluvia de ideas ante las cosas que preocupan a cada miembro de la familia. Aca es todo tipo de cosas que pasan en el día a día, por ejemplo: turnos para bañarse y que el tiempo alcance, repartición de ayuda en casa, horas de salida para llegar a tiempo, acuerdos que se van a definir de acuerdo al uso de tecnología, horarios, etc.
  • Evento especial
  • Calendario semanal: cumpleaños, actividades en el colegio, actividades de fin de semana.
  • Planeación de una actividad familiar semanal, generalmente durante el fin de semana.
  • Planeación de eventos de unión familiar: una comida especial, un juego juntos, etc.

Reglas

  1. Se deben de llevar a cabo una vez a la semana, una vez que todos hayan llegado a un acuerdo, nada debe de interferir. No pase por alto por estar ocupado, sus hijos seguirá su ejemplo. Una vez que la tradición se establezca todos buscarán esa oportunidad. Las decisiones deben tomarse por consenso. Si en algo no se logran poner de acuerdo se pasa para la siguiente semana.  Acá no aplica lo que la mayoría quiera hacer, ya que en este caso se esta tratando de buscar soluciones que funcionen para todos. Si se acepta lo que la mayoría quiere pero un miembro de la familia no esta de acuerdo, esto se puede ver como una falta de respeto. Si no se logra llegar a un consenso sobre algún punto en particular sigue en agenda para la próxima semana.
  2. No deben de terminar sin planear una actividad familiar recreativa, esta actividad no es necesario que sea fuera de casa (recuerde lo que importa es pasar tiempo juntos).
  3. Terminan la junta haciendo algo juntos, por ejemplo: un juego de mesa, una película para todos, una comida especial.

Papeles de los participantes

  1. Presidente. Este papel se va rotando. Es su responsabilidad llamar a la junta, mencionar los asuntos a tratar, empezar con los cumplidos y agradecimientos, abrir la sesión de solución de problemas y empezar a rotar “el objeto para hablar” alrededor del círculo. 
  2. Secretario. Rotativo. Toman nota sobre asuntos a discutir  y de las decisiones tomadas

¿Qué pasa con los niños menores de cuatro años?

Acá los padres deciden que quieren hacer depende de sus hijos, algunas soluciones viables son:

  • Esperar a que se duerman para llevar acabo la junta
  • Dejarlos que estén viendo para que se vayan acostumbrando. Los niños de tres años pueden hacer cumplidos y dar gracias muy bien, al mismo tiempo que participar de los juegos o de una película al final de la Junta.  Para los cuatro años los niños son muy creativos y pueden aportar soluciones excelentes.

¿Qué pasa con los adolecentes?

Puede suceder que cuando no se ha tenido esta costumbre anteriormente a los hijos les parezca sumamente raro, sin embargo va a depender de nosotros su adaptación.

  • El primer requisito es que los padres tengamos la humildad suficiente para admitir lo que hemos hecho mal (ser muy controladores o muy permisivos)
  • El segundo paso es admitir esto ante sus hijos.

 

Aprender habilidades toma tiempo. Hasta las soluciones que no funcionan sirven de oportunidad para aprender e intentarlo de nuevo, siempre enfocándose en el respeto y las soluciones.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *