¿Tenemos las mamás un hijo preferido?

Hace unas semanas tuve la oportunidad de visitar unos días a mi hija que está estudiando afuera. Me lleve la computadora para trabajar, pero la verdad es que no hice nada porque no me quedo tiempo ni fuerzas, me acostaba noche muy cansada pero feliz. Para mi lo importante era centrarme en ella, lo que quería, sus necesidades y sacarle el máximo partido a los pocos días que estaríamos ahí.

Tengo que confesar que ha sido de los viajes más gratificantes que he tenido. Conocimos cada rincón de su Universidad, nos atendieron varios directores y las personas con quienes Isa está trabajando. Escuchar las cosas que tenían que decir sobre ella, me lleno de orgullo y dio una perspectiva distinta de lo que ella hace. Es mi primera hija y con mucha frecuencia me pasa que creo que se lo que hace, pero me doy cuenta que me supera por mucho.

Al tener varias hijas, me han preguntado en varias ocasiones si tengo alguna preferida. Y tengo que decir que no. A todas las quiero con todo mi corazón, sin reservarme nada. Lo que si debo decir que en esa semana mi consentida fue Isa. Hemos almorzado con sus amigos- la verdad que mi esposo y yo hemos disfrutado mucho ver a universitarios con un presupuesto limitado comer a sus anchas. Nos han acompañado de compras y en nuestras vueltas. La hemos visto desenvolverse con ellos, en su trabajo, con su novio y ha sido una experiencia muy enriquecedora  compartir todos estos momentos con ella. Hemos comido adonde ella  ha querido y comprado varias cosas que necesitaba. En conclusión, ha sido nuestra hija única y preferida estos días , y creo que ella lo ha sentido así.

Cuando somos madres de varios hijos  nos preocupa  no saber llegar a todos, en la medida que cada uno lo necesita. Recuerdo que antes de tener a mi segunda hija me preguntaba con frecuencia: como la voy a querer, si ya quiero tanto a Isabella. Cuando ese segundo hijo nace es como que en el instante el corazón se te agranda y surge un amor que no creías que ibas a poder  tener. Cuando iba a nacer mi tercera ya no me preocupe, puesto que ya sabía lo que iba a pasar, el corazón se me volvería a agrandar para dar cabida a un amor que no tenía pero que nacería en el mismo momento que ella.

A medida que nuestros hijos van creciendo nos cuestionamos de la misma forma. ¿Los estamos queriendo bien? ¿Sabemos ser buenas madres? ¿Les damos el cariño y atención que necesitan? Una vez escuche a una madre de siete hijos decir lo siguiente:” El hijo al que mas quieres, el preferido es el que mas necesita de ti en ese momento”. Creo que esto es así,  en el día a día les demostraremos cariño y trataremos de ser la madre que necesitan, pero hay momentos en los que serán nuestros consentidos, porque nos necesitarán todavía mas. Esos momentos pueden ser variados de acuerdo a su edad: cuando regresan triste del colegio, ante una materia que no entienden, cuando aprobaron una materia que les preocupa,  al regresar de una fiesta a las 2:00 am ó disfrutar de una piñata con sus amigos de 3 años, cuando los recogemos del colegio, ante cualquier evento importante para ellos: fiesta, cumpleaños, partido del equipo al que pertenecen, cuando se enferman, etc. Estar, estar, saber estar en sus vidas, aunque parezca que no lo necesitan, siempre lo agradecen. A medida van creciendo no nos necesitaran como cuando eran pequeños, pero si hemos sabido estar siempre nos buscarán cuando ellos más lo requieran.

Las madres si tenemos a un hijo preferido, es aquel que en determinado momento esta más frágil y por ende más necesitado de nuestro cariño y presencia. Aunque el resto del tiempo queramos a todos por igual.

Me encanta que me escriban para compartir impresiones o dudas. Lo puedes hacer a la siguiente dirección: entresneakersytacones@gmail.com

4 comentarios

  1. Excelente artículo!!
    Yo solo tengo un hijo, pero lo he visto en varias amigas, cuñadas y hermanas, y creo que también lo viví con mis papas, es justo como dices, se quieren a todos por igual, y multiplicado con cada hijo nuevo, pero siempre hay una predilección por el hijo que más nos necesita en algún momento determinado, sin por esto dejar de querer por igual a los demás.
    Adelante Vane!! Un abrazo

  2. Me encanto!!!!
    Muy ciertisimo todo y disfrute saber que pasaste unos días bellísimos con tu hija.
    Un beso

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: Vanessa Zablah.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a SiteGround que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.